3 DÍAS EN ROMA – Primera Parada de Nuestro “VIAJE DE MÁSCARAS”

 

20180204_121216
Piazza Navona – frío rico y sol intenso!

Decidimos volver a Italia por sugerencia de nuestros nuevos amigos Romanos, Irina y Goyo. Viajamos yo y mis Terrícolas: Carlos y Analilian. La idea era ir en grupo al famoso Carnaval de Venecia, el más extravagante y barroco de todos los carnavales. Escogimos llegar a Venecia a mediados de Febrero por dos días para el gran cierre de las festividades. Saldríamos de Lima el 1ero de Febrero y haríamos un recorrido desde la capital Italiana hacia Venecia por un total de 18 días. Mis jugos viajeros empezaron a fluir por todo mi cuerpo y me sumergí en el éxtasis obsesivo de diseñar un nuevo viaje. Nuestra primera parada sería Roma!

20180204_165745
Mis Terrícolas y yo disfrutando nuestra aventura!

Ya conocíamos Roma, así que decidimos hacer un recorrido más relax y sin la preocupación de tener que visitar Coliseo, Panteón, Vaticano y los otros atractivos turísticos, evitando colas y multitudes!

Luego de 21 horas de viaje, llegamos a Roma a las 11:30pm del día siguiente, exhaustos pero llenos de ganas por nuestro “Viaje de Máscaras” que recién iniciaba! Irina y Goyo nos esperaban en el aeropuerto de Fiumicino y nos llevaron a su casa de Torrevecchia, un barrio residencial a los alrededores de Roma centro, esta sería nuestra base por los siguientes tres días.

20180203_091633

DÍA 1: Al día siguiente nuestros amigos nos recogieron a las 9:00am para aprovechar el día y porque habían reservado una visita maravillosa de arte y cultura. El frío de Febrero nos entumecía la nariz, pero estábamos bien abrigados, así que era un cambio refrescante del calor sofocante que habíamos dejado en Lima. Previa parada en un café de barrio, por unos cappuccini (el precio varía si lo tomas parado $ o sentado $$), llegamos a la Galleria Borghese, un museo donde exhibían una muestra temporal del gran escultor Bernini. Los amantes de Dan Brown lo recordarán como pieza pivotante del libro Ángeles y Demonios. Pues, Dan Brown no se equivocó! La impresionante manera de Bernini de recrear la forma humana te deja sin habla. El movimiento estático de sus esculturas y sus expresiones tan vívidas, dan le impresión de que en cualquier momento, estas estatuas de mármol cobrarán vida y bajarán de sus pedestales, nalgas al viento, a saludarte como si nada! No soy mucho de encerrarme en museos todo el día, pero siempre trato de diseñar mis viajes y los de mis viajeros, combinando un poco de arte, con cultura, naturaleza e historia, así creo un viaje variado y uno puede ver todos los ángulos del país que visita.

20180203_093313
El Rapto de Proserpina – Bernini

Luego de este baño de cultura, decidimos recorrer la Villa Borghese, un gran parque donde la Galleria se encuentra. Sin apuros de conocer puntos turísticos, nos tomamos el tiempo de pasear entre árboles frondosos, ruinas romanas y tranquilas lagunas.

20180203_113601
Villa Borghese – lugar poco visitado!

Abierto el apetito, nuestros amigos nos llevaron al restaurant Alfredo, lugar de nacimiento de los famosos fetuccini Alfredo. Ordenamos todos el plato bandera y disfrutamos de la mejor pasta que hemos comido en mucho tiempo. Las cosas, siempre saben mejor cuando las comes en su lugar de origen, que delicia! Acompañamos nuestra pastita con un buen vino italiano y terminamos con un tiramisú buenazo! Esto marcaría el resto del viaje, donde comeríamos la mejor comida y tomaríamos vino hasta la saciedad!

20180203_132331

Para bajar el almuerzo, nos fuimos a caminar por la Via dei Condotti, llena de tiendas, gente y puestos de castañas rostizadas, hasta llegar a la Piazza di Spagna, con sus famosas escalinatas y la Fontana della Barcaccia, una fuente en forma de barco, muy linda!

Continuamos deambulando por las calles para terminar este primer día Romano en la impresionante y siempre llena de turistas, Fontana di Trevi. Un lugar mágico, a pesar de las hordas de gente que lo invade. El tamaño tan grande de la fuente, que abraca la mayoría de la plaza, es abrumador y los detalles escultóricos junto a las caídas de agua, le dan un aire de otro mundo, inigualable! Fue la mejor manera de terminar nuestro primer día de exploración!

20180203_172105
Fontana di Trevi – sin filtros!

DÍA 2: La mañana siguiente nuestros amigos pasaron por nosotros temprano para decidir qué haríamos. Siempre es bueno dejar espacios libres en los viajes para poder ser espontaneo y mantener la emoción de no saber qué haremos y, como ya conocíamos Roma, fue el lugar perfecto para no tenerlo todo pauteado. Decidimos ir hacia el sur, y 45min después, llegamos a Castel Gandolfo, un pueblito pintoresco anclado en lo alto alrededor del Lago Albano y lugar de la residencia de verano del papa, como era invierno, no le tocamos el timbre!

20180204_131322
Lago Albano visto desde el restaurant Pagnanelli

Almorzamos pasta (obvio) en el restaurant Pagnanelli, con la mejor vista del lago y con su vino más! Luego, bajamos la comida caminando al centro del pueblo. Estos pequeños lugares son los que me enamoran de Europa. El centro de Castel Gandolfo no es mas que una callecita larga con tiendas de antigüedades, heladerías y restaurantes, uno más encantador que el otro. Pequeños pasajes atraviesan esta calle hacia el lago con vistas espectaculares! Al final de esta callecita, está la Piazza della Libertá, donde se encuentra el palacio pontífice, una pequeña capilla y varios cafecitos donde tomamos un latte mientras caía el sol, antes de regresar a Roma.

Mira aquí nuestro recorrido por Castel Gandolfo!

20180204_175159

DÍA 3: Este fue el día mas flojo de todo el viaje. Decidimos dormir hasta tarde y descansar bien, ya que se nos venían muchos días de largo andar y explorar. Llegamos en metro a la inmensa Piazza del Popolo, con su obelisco egipcio, la fuente de Neptuno y sus iglesias gemelas. Luego de fotos, videos y almuerzo, fuimos a tomar un gelato riquísimo en una heladería local. Lo bueno de visitar un lugar donde viven amigos, es que siempre te llevan a los mejores lugares, donde van los locales, eso me encanta!

Cayendo el sol, Irina nos dejo en la Piazza della Repubblica, donde nos recibió un cielo color índigo intenso, hermoso! Tomamos la Via Nazionale a pie y decidimos buscar un lugar para tomarnos unas buenas cervezas. Nos metimos por callecitas empedradas hasta llegar a una plaza pequeñita con iglesia y fuente, donde encontramos un restaurant lindo, el lugar no podría ser mas encantador. Son de esos lugares que solo encuentras cuando te pierdes por las calles, sin rumbo fijo y con la mente abierta. Nos sentamos a tomar unas cervezas y comer pasta (si, más pasta!) La pasamos genial!

20180205_175725
Piazza della Repubblica – Foto sin edición!

Seguimos caminando, a donde nos llevaran las calles y al doblar una esquina ahí estaba, frente a nosotros, en todo su esplendor, El Coliseo Romano! Inmenso, imponente y magníficamente iluminado, una grata e inesperada sorpresa y lo mejor de todo, el lugar estaba casi vacío, sin los miles de turistas que lo invaden de día, el Coliseo era todo nuestro para disfrutar con calma y en paz, fue un verdadero placer. No hubiéramos podido pedir una mejor despedida de Roma y es que, cuando dejas espacio para ser espontáneo, cosas increíbles se te cruzan en el camino y te muestran la belleza de lo inesperado!

20180205_211830
Mi dos Terrícolas disfrutando el Coliseo!

One response to “3 DÍAS EN ROMA – Primera Parada de Nuestro “VIAJE DE MÁSCARAS”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s